En cancha

Reflexiones de Tercer Tiempo


Deporte, Identidad y Desarrollo social

Manne Stoller
Fotógrafa Documentalista
Valparaíso, 01 de marzo de 2021.

El Deporte en Chile en sus inicios surge de la mano de la creación de Clubes y asociaciones deportivas de Fútbol y Boxeo, enfrentándose a dos grandes dificultades a pesar de la creciente espontaneidad y gran entusiasmo. Mientras este entusiasmo denotaba la insuficiencia de los espacios públicos especializados para las distintas prácticas; a medida que la afición crecía, los espacios públicos se hacían insuficientes para la práctica masiva de los sports atléticos, y junto a eso, se ponía en tela de juicio la credibilidad de la importancia de la realización de esta actividad de carácter ocioso; actividad que se contraponía con la naciente industrialización y el uso de los espacios recreativos públicos, que estaban asociados a los privilegios de la élite, y donde la recreación popular era impensable. No es hasta 1906 que se crea el Instituto Nacional de Educación Física fundado por el profesor normalista Joaquín Cabezas García y recién en Agosto de 1907 se dicta la primera Ley de descanso Dominical.

El fútbol fue importado a Valparaíso presumiblemente entre 1885 y 1889 por el caballero británico Mister R.W. Bailey quien encargó Europa la primera pelota de fútbol.

El primer desafío de fútbol fue jugado en Valparaíso el 8 de septiembre de 1892 entre un Team de la Casa Rogers y otro integrado por jóvenes de diversas nacionalidades, por lo que precisamente al equipo se le llamó “Mundo”.
En paralelo, en 1892 Valparaíso hace historia con la fundación del Decano del fútbol chileno con Santiago Wanderers, reforzando la identidad futbolística emergente en el puerto. Ya existían prácticas deportivas con carácter recreativo en Placilla, la cancha del empedrado o la del picadero alemán, la de los “gringos” en el camino a Laguna Verde y en el Parque los Corales en Playa Ancha.

El fútbol se adentró traspasando las capas de la sociedad chilena, obviando barreras de edad y profesión, juntando jefes con empleados y obreros fuera de las jornadas laborales, abriendo espacios inéditos de esparcimiento, una actividad no productiva en un tiempo de creciente industrialización era inusual, el interés en común era jugar y fundirse con otros equipos desarrollando una identidad que compartía la procedencia de sus integrantes y mejor todavía si esta identidad estaba asociada al prestigio del triunfo del equipo al que se pertenecía.

El 19 de junio de 1895 en el café Pacífico de Valparaíso los clubes de football del Puerto Principal firmaron la creación de la Foot-Ball Asociation of Chile (FAC). Citando la prensa de la época: “Ningún remedio mejor para esos grandes males que el fortalecimiento de las actividades ''hijiénicas''. El ejércicio fortalecedor, la vida al aire libre, la disciplina de los deportes en general y el trabajo asociado de los deportes colectivos en especial. Y este deporte colectivo, y popular, que es el fútbol .

El 1 de enero de 1909 se realizó la inauguración de los Primeros Juegos olímpicos chilenos en el Club Hípico de Santiago, actividad que oficializó Don Pedro Montt, el cuerpo diplomático de la época y los organizadores del certamen. Además de las disciplinas atléticas también hubo partidos de fútbol, cuyo primer lugar lo obtuvo el Santiago Wanderers de Valparaíso, galardonado con un objeto de arte, un diploma y cada jugador una medalla de plata. El Segundo puesto lo obtuvo el Eleuterio Ramírez de Santiago y cada jugador fue agraciado con una medalla de plata, en el tercer lugar quedó la ciudad de Concepción. Los partidos fueron jugados a más de 30° bajo el sol de las 14 horas.

La masificación de la práctica de actividades asociadas al deporte señaló la urgencia de campos de juegos, situación que desencadena el llamado Miting Sportivo, actividad que el 20 de Mayo de 1909 tiene como escenario el centro de Santiago.

Los clubs deportivos, colegios e instituciones comenzaron a reunirse desde las 13 horas en la Alameda de las Delicias con Manuel Rodríguez hacia el Poniente y a las 14 horas el señor Carlos Silva Baltra declaró abierto el debate y dió lectura a un discurso en el cual puntualizó las peticiones que se elevarían al Supremo Gobierno y que en síntesis eran:

  1. Edificación de un Stadium Nacional.
  2. Liberación de los derechos de aduana para los artículos de gimnasia y sport.
  3. Campos de juegos para los niños.
  4. Que los colegios dediquen una tarde a la práctica de los deportes.

Se portaban diversos letreros con motes alusivos, tales como:
"Buenos tiradores, buenos defensores". "Sin correr ni saltar, no se puede estudiar". "Domingo sport, Lunes trabajo". "Salud pública, suprema ley". “Campos de juego, dadnos luego". "Sta- dium necesitamus"

Actividad que formaliza finalmente en Junio de 1909, la formación de la Federación Sportiva Nacional, institución que se encargará de la construcción del Stadium, hoy Estadio Nacional y de la dirección superior de todos los deportes desarrollados en Chile.

El 31 de diciembre de 1929, con el Decreto con Fuerza de Ley N° 6352, aparecía la Ley de Educación Física, que en su artículo 1ro señalaba textualmente: “La Educación Física es una atención preferente del Estado y deben recibirla todos los habitantes de la República”.“... es deber del Estado velar por el desarrollo y perfeccionamiento de las cualidades que constituyen las virtudes de la raza y aprovechamiento de las horas libres”.“La Defensa de la Raza y Aprovechamiento de las Horas Libres es una organización nacional, apolítica, eminentemente patriótica, cuya misión principal es elevar el coeficiente físico, moral, intelectual y social de todos los chilenos”.

El fútbol en los albores de nuestra historia nacional se constituyó como un espacio en que la sociedad entra a cancha haciéndose a si misma al encontrarse en el más democrático de los juegos. El Deporte fue protagonista en la construcción de la identidad de un Chile enfrentado también a la inmigración, fue una herramienta de articulación y enriquecimiento del tejido social territorial, de organización, de crecimiento y fortalecimiento cultural, donde todos participaban sin distinción y el propósito se rezaba en conquistas nacionales de carácter patriótico y en pro de un bien común con responsabilidad estatal. ¿No es acaso entonces que ante nuestra historia nacional es que debemos enfrentarnos hoy a la recontrucción del Chile que queremos, nuevamente, en torno a las prácticas Deportivas?, levantando la colectividad, encontrándonos en espacios comunes, en lo cotidiano, desde los clubes sociales y las asociaciones deportivas de los barrios o villas, desde la coordinación de la práctica deportiva y la importancia de ésta como herramienta de formación; construir una conciencia en que podamos decir nuevamente y ahora más que nunca que a esta cancha sí entramos todos y que este Chile se reencuentra en un espacio inclusivo y con el deporte concebido como un derecho constitucional.

Goles y lágrimas

Bernardo Guerrero Jiménez
Sociólogo
Profesor Titular
Universidad Arturo Prat

Iquique, 30 de noviembre de 2020.

La muerte de Diego Armando Maradona, si bien sorprendió, se esperaba, en el sentido, que su cuerpo alojaba y sintetizaba la vida del 10, con todo lo que ello implica: desbordes, excesos, genialidades, exabruptos. Miles de textos se han escrito y otros miles aparecerán. Nunca un futbolista demandó tanto la atención de la sociedad como la vida, pasión y muerte del nacido en Fiorito.

Lo cierto es que nunca vamos a entender la intrincada relación entre Maradona, primero, con Argentina, y luego con el mundo. ¿Cómo explicar que en Siria se pintara un mural con el rostro del hijo de doña Tota? Un país semi destruido, y en la que este deporte no tiene la popularidad que goza en otras naciones.

El marco profundo que enmarca la vida del inolvidable para los Napolitanos es la idea de una masculinidad, en este caso, popular y subalterna. Una masculinidad de cabeza negra que habita, se crea y recrea en las villas miserias de la nación de Gardel, Guevara, Perón, Sandro, Mafalda, Monzón, Evita y suma y sigue. Una cabeza negra que alternó con la elite y vistió trajes caros, visitó a Fidel y a Chávez, se tatuó al Che y solidarizó con las abuelas de la Plaza de Mayo. Un personaje que tiene a algunas pensadoras discutiendo si es posible ser ambas cosas: Maradoniana y feministas.

Masculinidad dura que se incuba en la casa y qué en el barrio, la cancha o como quiera que se le llame, alcanza su mejor expresión. Los dos goles del Pibe de Oro frente a los ingleses, resume lo anterior: pillería y gambeta. Goles como esos hay miles, pero nunca en un Mundial y menos frente a Inglaterra posguerra de las Malvinas. El segundo gol, alcanza además en la voz de Víctor Hugo Morales, una dimensión extraterrestre. “Barrilete cósmico”, expresión que conjuga y conjunta a Piazzola y a Borges.

La Argentina con sus crisis eternas alcanza en México 1986 estatus impensado. Los hinchas en la cancha como frente al televisor lloraban. ¿Los hombres lloran? La respuesta no hay ni que enunciarla. Se ha instalado en ciertos imaginarios la idea de que el fútbol, produce violencia. Por cierto, las llamadas barras bravas expresan lo anterior, pero reducir el espectáculo sólo a esos grupos, nuestro análisis quedará off side. Los fieles y peregrinos que despedían al 10 lloraban, sus amigos emocionados no podían hablar apenas enterado de la noticia, Jorge Valdano, por ejemplo.


Maradona es producto de la cultura popular, cultura que hace del uso del cuerpo y de la expresión colectiva de las emociones un capital especial. Bailar y jugar son dos de sus ejes. En el Norte Grande de Chile, la peregrinación a la fiesta de La Tirana, es la expresión de esta cultura en su máximo esplendor. Allí concurre, en su mayoría, una masculinidad dura, formada en el fatigoso trabajo salitrero, portuario y pesquero. No es casualidad que los mejores boxeadores que ha tenido Chile vengan de Iquique. Hombres duros que se preparan todo el año para bailarle a la virgen y al santo. En sus rostros y manos se advierten como la vida los ha tratado. Visten de pieles rojas, gitanos, morenos o chunchos, y se emocionan hasta las lágrimas cuando saludan y sobre todo cuando se despiden de la virgen. No son, en sus vidas cotidianas, santos ni muchos menos. San Lorenzo, se afirma, es también el santo de los choros y de las choras. Van a saludar a su Madre, la virgen, y a su compadre, el Lolo.

El mito Maradoniano comienza en México DF, el 22 de junio de 1986, la Inglaterra imperial que se niega a devolver las Malvinas, es derrotada, ya lo dijimos con dos goles que resumen la identidad deportiva de América Latina. Butcher, en el suelo y con el número 6 en la espalda parece decir: “Fucking”. Lo demás es historia conocida.

Quien escribe es sociólogo y debe casi siempre explicar, al igual que la comunidad sociológica, en general, que lo nuestro es explicar y no justificar. Sin embargo, hay una línea delgada que separa a ambas que ni siquiera el Var puede advertir.

Día Internacional de la Eliminación
de la Violencia contra la Mujer

«Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada»

Su conmemoración anual es a fin de denunciar la violencia que se ejerce sobre las mujeres en todo el mundo y reclamar políticas para su erradicación. La fecha además recoge la conmemoración del asesinato en 1960 de las hermanas Mirabal "Las Mariposas" (Patria, María Teresa y Minerva), en República Dominicana.

Hemos contruido realidades bajo una visión y una estructura que tiene como figura protagónica un ser divino omnipotente y masculino. Culturalmente la divinidad y el patriarcado son una estructura que forma, regula y pautea la realidad de manera que es ejercida la violencia en su forma mas explícita y definitiva, la de la anulación de la libertad al no haber una igualdad de derechos fundamentales.

Transitamos por un momento histórico que nos impele a voltear la mirada hacia el pasado para reconfigurar, replantear y reconstruir en esta nueva realidad donde podamos emparejar la cancha, apelar al espiritu del Fair play, generar un encuentro que en la nueva constitución plantee una real y completa emancipación de las mujeres, las sexualidades y géneros no binarios. Si hay algo que hizo el feminismo fue nombrar lo que no habia sido nombrado en la necesidad de reconocer el respeto a la autonomía y a la soberanía. Desde la herida abierta, abrimos también espacios de consciencia, contenemos la fuerza vital, somos forjadoras de vida, y como mujeres, sabemos lo que significa esta realidad en resistencia, en reivindicación, en reafirmación permanente, por lo que en la empatía, entendiendo, que este proceso debe ser inclusivo, nos necesitamos todos convivir en consciencia es también ser capaces de generar y comulgar voluntades.

Nuestra historia ha sido la de la conquista incansable, la de la lucha por legitimar el ejercer la voluntad de ser, el goce de muchos de los derechos que hoy nos reivindican como seres sociales, han sido exitosos luego de movimientos feministas que aunaron miles de voces como un solo grito de liberación ante la necesidad de las mujeres de ser dueñas de sí mismas, del libre pensamiento (derecho a voto), por la gobernalidad de su cuerpo (aborto libre, seguro y gratuto), del derecho a ser reconocidas como seres humanos teniendo derecho al trabajo con igualdad de remuneración y merecido descanso, a la libertad de expresión, a participar activamente en la política, a estudiar, al sexo, el derecho al ocio, la cultura, al no optar por la maternidad, así como también a jugar al fútbol.

El Chile que hoy si podemos soñar esta libre de violencia para todes.
#NIUNAMENOS
#VIVAS NOS QUEREMOS